El quebrantahuesos

Esta ave proviene de la familia de los Accipitridaes; el nombre científico de este buitre es Gypaetus barbatus o vulgarmente conocido como Quebrantahuesos, fue bautizado con ese nombre por la costumbre que tiene de llevar a sus presas a grandes alturas para soltarlos contra las rocas y así destrozar sus huesos o caparazón.

El quebrantahuesos tiene un máximo de 2,8 metros de envergadura y pesa hasta 7 kg. Su dieta alimenticia consta del 75% en sólo huesos, a diferencia de otros buitres, éste deja que el resto de carroñeros terminen con la carne mientras que él se dedica a comerse los huesos, si estos son muy grandes él los lleva a grandes alturas y hace que se estrellen contra las rocas para luego comérselos.

Actualmente únicamente se han mantenido sin extinguirse en los Pirineos. En zonas montañosas y escarpadas, dotadas de grandes barrancos o acantilados.

Es sorprendente monógamo y se reproduce una vez al año. Lamentablemente está en peligro de extinción, por lo que debemos procurar cuidar su habitad.